Skip to main content

El protegido

el-protegido

No sé si habréis visto la peli El Protegido, yo sólo la he visto una vez y fue en la TV, hace relativamente poco. El caso es que, a pesar de los malos juicios que hacen las críticas sobre esta peli de Shyamalan, a mí me pareció excelente. Os cuento un poco de qué va por si alguien no la ha visto, aunque imagino que la mayoría sí lo ha hecho. Os voy a copiar un breve resumen que encontré por internet, no creo que se le pueda considerar un spoiler porque habla sobre cosas que suceden al principio de la peli, pero de todas formas si lo queréis leer y no habéis visto la peli, allá vosotros (aunque ya digo que es el argumento que solían poner en cartelera y tal, así que no creo que haya mayor riesgo, sin embargo sí debo avisaros de mi crítica posterior, en la que quizá sí digo algunas cosillas que no debería decir, aunque ya avisados la decisión sobre si leerlo o no es vuestra..).

“‘El Protegido’ aborda la historia de David Dunn (Bruce Willis), un guardia de seguridad que se convierte en el único superviviente de un accidente ferroviario. Su encuentro con un amante de los cómics de superhéroes llamado Elijah Price (Samuel L. Jackson), que padece una rara enfermedad productora de una extrema debilidad en su estructura ósea provocará un sentimiento de incertidumbre sobre su propia naturaleza: ¿Será David un superhéroe a semejanza de los hallados en los tebeos de la Marvel o sólo es una idea surgida de la mente de un extraño enajenado”

david

Lo que me parece absolutamente genial de esta película es la realidad con la que Shyamalan trata un asunto aparentemente fantástico, un asunto de superhéroes que no deja de ser una fantasía a los ojos de todos, pero a la vez el director construye personajes y situaciones tan reales en la película que te acabas creyendo que estas cosas suceden en la realidad. Toda esa mezcla fantástica acaba siendo tan real que deja de ser fantasía.

Todos nosotros hemos soñado alguna vez con que personajes tan fabulosos como los de los libros, cómics, y pelis que vemos, existan en realidad. Lo que no nos planteamos es cómo serían las cosas si esto sucediera, lo vemos lejano, como demasiado fantástico, algo fuera del mundo. Pues bien, Shyamalan acaba con ese sentimiento de lejanía y trae el asunto a la cruda realidad.

Esto ocurre en parte por varias razones. El superhéroe (Bruce Willis) es un hombre muy humano, nunca mejor dicho. Es un personaje con problemas familiares y psicológicos muy trabajados, lo mismo ocurre con el antihéroe, en este caso Samuel L. Jackson. Los dos personajes claves de la película evolucionan psicológicamente de una forma tan real que te parece mentira que esos personajes no puedan ser también reales en la vida cotidiana.

Así, te acabas creyendo una historia en la que el superhéroe no lanza rayos, ni vuela, ni puede hacer campos de fuerza, y sin embargo sus poderes no dejan de ser un hecho fantástico, pues sí tiene dones especiales bastante exagerados o pronunciados para que parezcan fantásticos, pero son dones que, a la vez, vemos muy cercanos a nosotros. No como volar sin ningún aparato extraño, o controlar el tiempo, sino como tener una fuerza sobrehumana (lo cual lo vemos diariamente en las luchas, el karate, etc, quiero decir, es algo probable) y tener ciertas premoniciones o intuiciones (hay gente que dice intuir cosas que luego pasan, es como una especie de leyenda y aunque no lo creamos también nos resulta probable).

Asimismo, es una historia en la que el villano es más desagradable que cualquier personaje de cómic por el simple hecho de parecer mucho más real. Todo esto nos queda increíblemente cercano y es lo que hace la peli tan excelente. Esa mezcla entre fantasía y realidad que queda REAL.

Por otra parte, el juego que se da entre los personajes protagonistas, entre el héroe y el villano, es espectacular. El héroe está predestinado a serlo de una forma u otra, un gran poder conlleva una gran responsabilidad, decían en Spiderman, y lo mismo ocurre aquí. El héroe una vez conoce sus dones, no puede quedarse tal cual, siguiendo su vida como si nada, las cosas cambian, y es entonces cuando tiene que decidir, entre joder al mundo o ayudarle. El villano se pasa la vida buscando a alguien con sus mismas capacidades y que pueda deternerle. Sin darse cuenta busca a su antagonista mediante sus actos, y claro, para que la balanza esté bien equilibrada, siempre lo encuentra. Muchas veces el héroe no quiere serlo, ya le es difícil solucionar sus problemas personales como para tener que solucionar también los de todo el Mundo, en realidad lo que el héroe debe plantearse es si debe preocuparse sólo por él mismo o únicamente por el Mundo. Esto es a fin de cuentas lo que distingue al héroe y al villano, la decisión entre el interés individual o el colectivo.

Pero, siendo francos ¿por qué tendría que ayudar alguien tan especial a un Mundo que se cae a pedazos por culpa de sus propios componentes?. Realmente aquí no estoy acabando de hablar de la peli de Shyamalan, sino de la relación entre villanos y héroes. He generalizado un poco, la cosa es que no siempre es así, ni mucho menos. En esta peli, por ejemplo, el villano no busca sus intereses individuales es un malo muy preocupado por el Mundo. Es el villano el que busca al héroe (de forma totalmente terrorista) para que éste pueda ayudar al Mundo, y creo que es eso lo que hace de él un villano tan interesante. Un villano preocupado por la máxima “haz el mayor bien al mayor número”, ¿qué importa la muerte de unos cuantos si puedes salvar a muchos más?. Es un villano complicado, la verdad. Y si lo piensas, seguramente él mismo cree que es bueno, y que le hace un favor al Mundo (y en parte es así).

Nunca dejan de sorprenderme las cosas que se pueden sacar de las pelis ya vistas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *